Ayúdame con un click

lunes, octubre 09, 2017

Es momento de cambio

Desde que el chavismo hizo aparición en la palestra venezolana he sido opositor, no recuerdo alguna vez que hubiese estado de acuerdo con alguna medida, ni siquiera cuando fue la última ocasión en que vi el futuro promisorio con el gobierno este en el poder, de hecho hasta cuando laboré en instituciones del gobierno jamás oculté mi antipatía con la ideología chapista, las diversas formas del fanatismo que todos deben exhibir pues de otra la realidad los patea en el estomago, a los que perdieron los escrúpulos por la chequera me dan más asco y he tenido la oportunidad de decirlo en voz alta, claro, esa actitud nunca me ha granjeado amistados dentro del chavismo, muy al contrario, siempre me ven como el “enemigo” , por aquello de la forma poco disimulada en la que expreso mi incomodidad y cuando me discuten me agrada mucho más deshacer sus fantasías con ejemplos concretos sobre  el tamaño y la forma de las burradas que apoyan .

En otro orden de ideas, alguna vez hice militancia opositora, sobre todo cuando decidí que desde mi casa, yo solo, jamás iba a cambiar nada así que comencé escribiendo en este blog y luego poco a poco fui relacionándome con la movida política local y regional. Para aquellos años hasta tenia una novia que era muy fanática opositora, iba a las marchas, hacia pancartas, se maquillaba y se volvía parte de aquella extraña fauna de inconformes que en vez de hacer algo, son felices disfrazándose para hacerse ver, igual eso terminaba siempre en alguna discusión monumental pues la señora no entendía como yo siendo opositor, me negaba a disfrazarme de nada no me agradaba mezclarme en las fulanas marchas, la parte más impresionante era que ella no creía que siendo opositor confeso, con muchos artículos publicados aquí y allá, hasta con una base de seguidores importante, me negaba reiteradamente a participar en ninguna de esas actividades, ni seguía de cerca de los divos del momento.

Los sucesos de los ultimos dos años me han dejado un muy amargo sabor en la garganta, la verdad he decidido no creer más en las promesas de los partidos de oposición, mucho menos creer en las del gobierno que tienen aun menos crédito que las opositoras (y vaya que la oposición vende mentiras), como no veo alternativa posible, me he puesto en contacto con algunos amigos, por el momento solo tenemos algunos sitios en las redes y cero dinero para hacer nada, sin embargo tengo la esperanza de que crezcamos hasta lograr una comunidad lo bastante grande como para poder tener el peso especifico decisivo en la toma de decisiones por parte del gobierno que tengamos, la búsqueda es solo la de colocar al país otra vez en la ruta del primer mundo, dejar este sublumpen en el que nos han condenado tirios y troyanos.

Basta de quejas, es momento de tomar posición, espero que todos quieran colaborar con nosotros para lograr nuestra meta, los invito a visitar nuestro blog (https://mrnven.blogspot.com/2017/10/quienes-somos.html) y nuestras redes están a la orden al igual que los espacios que tenemos , próximamente tendremos algunos eventos para ir recopilando ideas de la gente inteligente que vive dentro y fuera de nuestras fronteras con meta a tener plan que ofrecer y no seguir haciendo los castillos en el aire que nos han prometido, es hora de comenzar a cambiar las cosas.


Publicar un comentario