Ayúdame con un click

viernes, agosto 24, 2018

Dios existe


Si dios existe o no, es un asunto que le devana los sesos a cientos de miles de seres humanos desde el inicio de los tiempos modernos (para no poner muy intenso el asunto), las mayorías terminan cediendo a la creencia ciega por desgaste o simplemente por comodidad, siempre es mejor dejar esa profundidad a quienes estén dispuestos a volverse locos pensando que para lo demás están los libros sagrados, sin tanta complicación. En el caso particular de quien esto escribe cree que Diós existe,  a pesar de que el nuevo testamento me parece un cuento romano muy bien urdido, que de tan bueno ha parido más de un centenar de otros rituales donde militan cientos de millones sin hablar de la inmensa cantidad de ganancias que deja entre tanto crédulo necesitado de fuerza mística para sobrevivir a la locura contemporánea, no importa en que parte del globo vivan, siempre habrá algún grado de bobera humana incluida a la que toque sobrevivir, para ello los libros sagrados son un buen caso de efecto placebo.

Tengo casi la certeza de que creó a los humanos para entretenerse, tener a quienes hacerles creer cualquier cosa y de paso tener muchos billones de seres en un eterno chisme, maledicencia, pelea, violencia y drama, bien sea mezclados a solos , siempre hay alguien poniendo la torta en algun lado. Imaginemos por un momento que somos seres celestiales multidimensionales, seguramente lo sabrán todo, podrán hacer cálculos en las cinco dimensiones pues pueden ver los distintos futuros según el plano físico que deseen mirar, saben que el universo es más que lo que miramos y de paso eres inmortal, es decir, tu mundo por muy grande que sea en algún momento pasará a ser aburridisimo pues no tienes espacio para las sorpresas, de repente tienes entretenimiento en trescientos idiomas donde lo más seguro es que no exista ninguna norma ya que igual puedes averiguar las vidas de la gente sosa (que son muchos) que la de gente interesante (algo así como ciertos canales de televisión), como si fuera poco puedes intervenir solo para ponerle sabor a la cosa haciéndolos pelear por alguna tontería, en fin, imagínense tener un servicio de cable con siete billones de programas en diecisiete mil canales 24x7 sin días de descanso ni refritos, debe ser una maravilla sobre todo por que eres un ser celestial y puedes ver con suma atención quince mil canales sin perder ni un segundo de la acción en cada uno.

Cuando te aburres, dejas que una piedra caiga del cielo y mientras hierve tu café se muere y renace alguna civilización entera ya que por cada segundo tuyo son miles de años terrestres.La parte más interesante es que ni los cataclismos detienen la tontería, aparecerán cientos de profetas que pretenderán avisar del próximo cataclismo sin que nadie caiga en cuenta de que a cada rato caen piedras del cielo, estallan volcanes, hay terremotos, enfermedades, huracanes y hasta guerras con lo que pronosticarlas es simple, solo lo dices que en algún momento pasa, en vez de predecir cuando pasan cosas buenas ya que esas si son difíciles de encontrar.

En fin, Diós necesariamente debe existir y nosotros somos su gran empresa de entretenimiento, lo que hace bastante lógica la existencia de tanta estupidez humana, si se ponen soberbios y se creen ofendidos porque le digo estúpida a la especie, miren a su alrededor y pregunten cuanta pasión inútil hace feliz a tanta gente, desde el deporte con el mucho bobo se pelea por defender un equipo pero jamás se ha detenido a pensar cual es el beneficio para la humanidad que gane o pierda su equipo, ¿Qué cambia con ello?, mañana mismo se pueden acabar los estadios de cuanta cosa se imagine y al día siguiente inventarán alguna otra bobera por la cual discutir. Se matan por el oro y viéndolo en perspectiva es un metal inútil ya que con eso no se hace la gran cosa pero tenerlos en barras, escondidos en un banco son muy valiosos a pesar de que a ciencia cierta solo pasan años llevando polvo pero siempre ganan valor. Fíjense el asunto religioso, los humanos se matan, odian, injurian, engañan y hacen cosas impensables por defender una creencia que no tiene rigor científico, igual los musulmanes andan por ahí matando gente y al final resulta que al morir los reciben Seth , Anubis o Quetzalcotl (igual aplica con católicos u otros cultos fanáticos), así el catalogo de pasiones estúpidas es larguísimo pero para las mayorías es importante el asunto, tanto así que genera millones tanto de vidas perdidas como de monedas duras para los vivos con verbo florido.

En definitiva lo más triste es que resulta que somos payasos cuya única función en la vida es entretener a los grandes espectadores celestiales, quizás las oraciones y los pensamientos positivos impulsan el rating y por ello funciona, quien quita cuando nos moramos que sucede, en mi caso espero reencarnar en otra dimensión donde no toque entretener a su dios , quizás así  pueda estar en calma alguna vez y dejar de sentir esta vergüenza inmensa de pensar que sin que pueda saberlo siempre hay alguien viéndome por una rendija celestial , aunque para ser sincero más vergüenza les debe dar a ellos estar divirtiéndose con mis miserias.
José Ramón Briceño, 2018
@jbdiwancomeback




lunes, agosto 06, 2018

Pandemia del Siglo XXI


Pandemia, vocablo que procede del griego pandêmon nosêma, de παν (pan = todo) + δήμος (demos = pueblo) + nosêma (= enfermedad), expresión que significa enfermedad de todo un pueblo es la afectación de una enfermedad infecciosa de los humanos a lo largo de un área geográficamente extensa


Uno de mis entretenimientos favoritos es el de conocer sobre las teorías conspirativas, son tantas y tan variadas que jamás te dejan mal si de no aburrirse se trata, por fortuna existe youtube donde abundan toda clase de locas teorías, algunas con fundamentos bastante lógicos , otros por el contrario son tan traídas de los pelos que dan risa en vez de preocupación. Gracias a ese “deporte” personal me he permitido establecer algunas bastante particulares, sin embargo hay una en especial que me aterra pues no hay modo alguno de saber quien es el anormal, yo que me quejo o el mundo que va en su camino natural.

Tengo tiempo pensando en muchas cosas, lo usual es que uno siempre valore en base a la percepción del entorno, sin embargo en este punto específico me he detenido por varios años hasta tener una aproximación más amplia a la raíz de lo que me incomoda a fin de poder hacer una critica en ese sentido sin caer en el lugar común de casi todos los que me rodean, el principal freno para dar rienda suelta a mis ideas es lastimar susceptibilidades , no me parece elegante insultar de gratis a tanta gente y en estos tiempos donde la solidaridad es un bien incalculablemente valioso menos aun. muchas veces insultar a unos cuantos significará caer en desgracia, Internet hace posible que cualquier cosa se viralice y así eso no suceda cuando menos se que me leerán unas cuantas centenas de personas que en el mejor de los casos serán muchas maldiciones, asunto que jamás caen bien.

El asunto es tan evidente que tengo casi la certeza que es ignorado sólo como un acto de civismo por parte de las brillantes mentes de este mundo pues me cuesta creer que no se hallan dado cuenta. Es un fenómeno que tiene milenios y del cual han sacado provecho millones de seres humanos alrededor del mundo desde tiempos inmemoriales, para hacerlo un poco menos lejanos, bastese ver el desarrollo de la historia para constatar como afecta a la humanidad eso y de cuan valioso es ese recurso para la política, la industria del entretenimiento, la religión, los negocios internacionales y hasta la industria publicitaria que en suma mueven más del 90% de la economía mundial pues todos se soportan entre si y se apoyan aun cuando lo niegan.

De hecho la tecnología con la excusa (más que plausible) de hacernos la vida más simple está colaborando de múltiples formas a que los seres humanos caigamos victimas cómodas del mal global, así mismo quienes no tienen un mínimo de educación formal son naturales portadores del mal aunque igualmente encontramos seres con estudios de doctorado (hasta en áreas científicas) cuyo cerebro en realidad no sirve para mucho más que hacer ciertos cálculos específicos, las universidades  y  las escuelas (muchas veces) fungen como entes fabricadores, multiplicadores o generadores de cepas altamente virulentas destinadas a contagiar de dudosa sabiduría inflexible, que está basada en textos sacralizados que no aceptan más discusión que la alabanza inmediata sin que le sea posible la más mínima critica formal lo que de alguna manera menos evidente también resulta ser parte del mismo veneno que comparten las masas.

Los militares, políticos, altos sacerdotes de todas las religiones , magnates mediáticos y hasta los vendedores de juguetes son los mayores (más no los únicos) beneficiarios de que el virus letal siga su largo camino de contagiados. No es un mal novedoso pues está descrito con mucho detalle en millones de publicaciones, cada día cientos (si no millones) de medios de comunicación lo nombran de miles de formas, las televisoras lo  reseñan, el 98% de la programación  de todos los medios está diseñada para ser popular entre los contagiados y como ese mal no conoce estrato social ni estatus económico pues mueve cientos de millardos por segundo que los avispados comerciantes no pueden dejar pasar, los políticos por ningún motivo dejarán olvidado a ese inmenso cumulo de humanos, los religiosos menos aun .

Los ejércitos están plenos de contagiados pues son de fácil adoctrinamiento pero como asunto curioso es que hay muchísimas victimas de aquel virus que ignorantes de su condición asumen posiciones de superioridad moral, intelectual, emocional , de genero , política, alimenticia, sexual y pare usted de contar con cuantas cosas la gente se puede sentir superior .

El virus no está diagnosticado o cuando menos nadie lo ha dicho en ninguna palestra , no se toma en cuenta en ningún programa educativo así lo nieguen el asunto es masivo y altamente infeccioso, en los antiguos códices del priorato de Sión , el gran maestre Philippe Druón quien fungió como fundador del primer ejercito de los caballeros templarios lo definió como el “Mal de Stultus”, que resultó ser la base fundamental de la formula por la cual le arrebataron el poder a la iglesia católica por unos cuantos años, a pesar de la distancia tiempo/espacio he caído en cuenta que aún está vigente ese principio y que el fulano mal, no sólo sigue presente, ahora se ha potenciado con increible fuerza, diversificándose más allá de sus raíces originarias. Este mal que bien  podría ser traducido como el sindrome del estúpido es una constante en este siglo XXI. Si no me creen, miren con atención las noticias, como se matan por ideas religiosas de las que al final nadie sabe a ciencia cierta nada, si es posible que unas fulanas como las Kardashian sean noticia es un signo de que el mundo no está nada bien, la política es un asunto de tal ruindad que ofrece pocas esperanzas para el futuro de la humanidad , los fanáticos que deberían ser menos cada día son más a pesar de que hay toneladas de información gratuita disponible, en fin, describir con detalle cuantos signos hay de que la estupidez ha contagiado a todas las masas humanas dejando tan pocos sensatos que somos invisibles exigiría (por decir poco) algo más de un tratado que nadie leerá pues siempre será más fácil ver una película o creer en lo que otros dicen que leer.

La peor parte es que quizás sea uno de los infectados y esté escribiendo esto como parte de un delirio febril mezclado con alguna otra patología no descrita por la ciencia convencional.
José Ramón Briceño, 2018
@jbdiwancomeback

Si quieres y puedes colaborar





miércoles, julio 18, 2018

Una de Romanos


Critica introductoria a una de las grandes taras intelectuales del  siglo XXI 


Los Romanos se dejaban crecer la barba como una señal externa de luto, así le decían al mundo que tenían alguna pena que les embargaba, de resto hacían lo imposible por andar barbilampiños todo el tiempo, en este siglo XXI me ha dado por pensar que debió haber sido terrible afeitarse con navaja a diario, si uno tiene su maquina de ultima tecnología y se queja de la cara ardida , de no tener la loción para después del afeitado y demás cosas, por suerte la moda ha venido a salvar la cosa, así uno se puede dar el lujo de andar barbado sin que nadie piense que carga alguna pena a cuestas sin hablar de que cuando menos una que otra señora de buen ver lo mira a uno bonito.

Tengo más de cuarenta años , ya caso cerca de la cincuentena así que me ha dado por meterme en temas más o menos escabrosos por el mero gusto de andar pensando, uno de ellos (aunque a decir verdad es desde siempre) es el de pretender burlarme del mundo, qui´zas por eso he dejado crecer mi barba en reiteradas ocasiones aprovechando que es lo único abundante que me queda pues ya soy casi calvo. En este caso mi “pena” podria achacarse a lo extraño que se hay vuelto el mundo y a mi reciente renuncia a lo que hasta hace poco fue mi fuente de sustento como lo fue la docencia, las razones son muchas pero entre todas y para no ponerme trágico con eso de los malos sueldos y las nulas aspiraciones de mejorar mediante el estudio de mi area de conocimiento digamos que he perdido totalmente la rendija de paciencia que me quedaba y me niego totalmente a ser un cómplice más de la degradación global.

No piensen que hablo en contra de nungún estilo de vida o posición política, más bien es por la blandengeria absoluta que se sufre en todo el mundo, ahora debes medirte de lo que dices pues alguien puede sentirse agredido por tu opinión, lo jóvenes no pueden salir aplazados (en educación básica al menos) pues sus “debiles” mentes se sentirán agredidas y les puedes crear un profundo daño psicológico impidiendoles el correcto desarrollo emocional, la verdad me harté de ser complice de tanta pendejada (perdón por la palabrota pero no encuentro  otro adjetivo más contundente) pedagógica con la que TODOS están contaminados.
Creo de manera firme que el mundo es un sitio bastante injusto, veamoslo de esta forma, la cosa más terrorifica a la que todos nos enfrentamos es la muerte, no importa cuanto te cuides pues igual te mueres, he ahí el primer sintoma de que el mundo es injusto, si a ver vamos casi nadie es totalmente felíz, ¿los actores millonarios y sin aparentes problemas se suicidan que quedara para los simples mortales que se pelean por pagar las cuentas a fin de mes? así que ya desde ahí vamos complicados.
 ¿Qué cosa es esa de que los niños no pueden perder? ¿Qué la competitividad es mala? ¿Qué el conocimiento no puede ser evaluado?, acaso en la “vida real” cuando el jefe ve que no sirves ¿te manda una tarea distinta para no despedirte del empleo? , si no estudias lo suficiente ni te preparas ¿alguien ta va a pagar un buen sueldo? Además ¿quieres vivir holgado y llegar a viejo sin hacer nada?, si logran hilar posibles escenarios donde esas preguntas no choquen con la realidad por favor escribanlo en los comentarios, aprender algo nuevo jamás está demás pero en este caso dudo que pase, sin embargo la falibilidad de mi intelecto hace bastante factible un suceso así.

 Veo mal el futuro cuando hay todo un entramado pedagógico construido para formar idiotas desde temprana edad, pleno de aparentes buenas intenciones pero que en veza de ayudar a impulsar un país, sacar a la gente de la pobreza, reducir la distancia entre los distintos estratos económicos en realidad están planteando lo opuesto pues sólo los hijos de padres que se preocupan y exigen a los maestros que a su vez obliguen a los niños a estudiar en forma son quienes heredarán la tierra, los demás si acaso obreros malpagados y muertos de hambre esperando migajas que el gobierno de turno tenga a bien regalarles.

El momento en que caí en cuenta que he perdido casi toda la simpatía por  la profesión docente, una tarde cuando la directora de un liceo donde (obligado por la circunstancia económica) trabajé por muy corto tiempo me conminó que no le contase a los alumnos sobre becas o posibilidades de estudios superiores pues difícilmente ellos saldrían del barrio, la verdad casi me dio un infarto de la bronca y no me pude contener diciéndole cuatro cosas a la señora con lo que por supuesto me gané no sólo su antipatía si no también la de los colegas a quienes al parecer tampoco les agrada mucho que se les cuestione su dócil metodología de la nada intelectual, al poco tiempo me despidieron cosa que agradecí.

Aun me dejo crecer la barba de vez en cuando como una protesta silente contra muchas cosas que me desagradan, quizás también suma la preocupación por ese cáncer de ignorancia que ha invadido los espacios educativos bajo el mal disfraz de humanismo, asunto que no preludia nada bueno en los países donde esa corriente educativa gane espacios , se seguirán fabricando idiotas como carne de feria electorera y los afortunados serán los de siempre, que espanto eso de que quienes se supone sean los buenos terminen siendo los peores. Por el momento no uso barba pues sufro un coletazo de la crisis de los cuarenta y la barba ya casi blanca de tanta cana no colabora en eso de meterse el embuste de que aun no se es tan viejo, sin embargo , los barbados deberíamos ser más , no por moda si no por la tristeza de vivir en estos tiempos llenos de buenas intenciones que al final son realmente las peores como sucede con casi todas las cosas traídas de los pelos que estas nuevas generaciones de dolorosas contemporáneas dejan bastante claro cada día por todos los medios posibles y a las que la alharaca mediática les da un inmerecido espacio en el ideario colectivo.
José Ramón Briceño, 2018
@jbdiwancomeback





viernes, mayo 11, 2018

A propósito del Día de las Madres


Este domingo 13 de mayo del año 2018 se celebra el día de las madres en Venezuela , cuando uno piensa en escribir al respecto es más que normal caer en los múltiples lugares comunes , hablar del amor, la dedicación, el aguante y el sufrimiento de las mujeres que bien sea por azares del destino, un descuido, una falla de los anticonceptivos o el puro empeño de traer niños a este mundo es ya un asunto tan trillado que al final es mejor buscar una señora con hijos, la esposa, la ex (madre de nuestros hijos) mujer, la abuela, las tías queridas, las sobrinas, hermanas , la propia madre, la abuela, la secretaria, la compañera de trabajo, la señora de limpieza, alguna alumna (cosa peligrosa pues pueden confundir la cosa) y en caso de no tener a ninguna de esas a mano pues la vecina antipática del piso tres también vale como victima del abrazo junto con la felicitación [forzada o no] por la celebración, ya para los lugares comunes hay millones de formas y medios para hacerlos llegar a todos, así que si la cosa es felicitar usa las redes sociales , el email o el abrazo a cualquiera de las nombradas lineas arriba, así se sale del lugar común de paso se cumple un ritual social en estos días donde facebook avisa hasta del día del peluquero frustrado.

Hoy, mientras estoy en mi trabajo decidiendo que no hacer pues a las mujeres con hijos les dieron el día libre así que solo quedamos el vigilante, dos choferes , una secretaria y yo , lo que hace el día especialmente flojo y puedo dedicarme a escribir unas lineas para este blog.  Debo escribir algo sobre las madres y he llegado a la conclusión de que toca hablar sobre las señoras que sin saber por cual razón, así, de manera súbita se han sentido terriblemente mal , seguro han de sentir mareos, dolores de espalda, un peso terrible en la nuca, en todas las variantes con trastornos severos del sueño y en casos extraños unos pinchazos increiblemente dolorosos tan frecuentes en el colón bajo , por supuesto ninguno tiene explicación médica, he sabido de varios casos donde han recurrido a soluciones extravagantes como Chamanes, babalaos, iluminados varios y hasta una ensalmadora de papagayos verdes , en todos los casos hay una mejoría leve pero al final vuelven los dolores. Mi gran amigo el Doctor Luis Valera asegura que en una de las clínicas donde trabaja hay un inusitado tráfago de señoras que va desde la cuarentena avanzada hasta la ancianidad profunda, todas con la misma tipologia de males inexplicables , inevitablemente en muchos casos solo les queda recetar medicamentos para el dolor,ansioliticos o algún medicamento similar para paliar la angustia de esas damas.

Por supuesto, dentro del caos y los miles de males que aquejan a los venezolanos, un grupo “reducido” de mujeres con ese extraño mal no representa ni siquiera un decimal en las estadísticas del mal vivir venezolano, sin embargo, debido a la cercanía del día de las madres bien vale hacer hincapié en presentar una explicación plena de buenas intenciones para que las damas en un futuro muy próximo mejoren su salud y con ello la calidad de vida, miren que luego de los cuarenta la salud es más importante que nada en esta vida.
Luego de la conversación con mi amigo el médico (traumatólogo por cierto) hablé con otros especialistas amigos, unos dijeron no saber nada de lo que le preguntaba, otros dijeron que si sabian y que tenían algunas teorías al respecto. Resulta que las damas en cuestión , sin excepción alguna pertenecen a la clase privilegiada que va a consultas que en muchos casos son canceladas en dolares, no tienen problemas alimenticios ni angustias por las estrecheces que viven el resto de los mortales por tanto son casos atípicos dentro la tipología patológica del país.

Un especialista que pidió no ser identificado por miedo a represalias asegura que hay algunas pruebas científicas que dan fe del posible origen de esas dolencias, según este galeno el principio científico de las dolencias de esas venerables damas lo podemos encontrar en los estudios del Dr. Masaru Emoto , profesor emerito de la Universidad Nacional del Japón quien ha demostrado fehacientemente cuanto afectan las ondas cerebrales las moleculas de agua, si el cuerpo humano está compuesto en más del 60% por agua no seria de extrañar que la afección imposible que afecta a tan distinguidas damas tenga su origen en los pensamientos negativos de los que son victimas. Las conclusiones de este médico amigo provienen de una profunda investigación que incluyó levantar la data de las cincuenta principales clinicas del país, esas que parecen hoteles de cinco estrellas donde laboran otros colegas (de él claro) quienes son los que atienden a la mayoría de las señoras, resulta que la tal epidemia está cebada sobre un grupo muy selecto de señoras cuyos retoños son los que manejan la economía, la política y los estamentos militares del país, quienes al parecer son los únicos que poseen fondos para sufragar los gastos de las damas.

La conclusión lógica es que la crisis nacional está tan fuerte, sería complicado que no afectasen a las señoras los pensamientos negativos de más de 18 millones de venezolanos que drenen su impotencia haciendo gala del verbo escatológico , esa mezcla de vocablos vernáculos cuya intención está signada por un recordatorio bastante amargo a las madres de quienes suponen culpables de su miseria, ante lo reiterativo del hecho pues para nadie es un secreto que nueve de cada diez segundos aparece algún motivo para expresar (aunque sea mentalmente) la ira por los desajustes que sufren como calvario cotidiano todos los habitantes de este país ante lo insólito  de la situación.

Entonces , este domingo toca en primer lugar felicitar con una profunda reverencia a (casi) todas las madres venezolanas por su entereza que apuntala a las familias . Con las señoras que sufren la gravisima afección a la que hemos venido haciendo mención, pues lamento decirles que la única cura es la que la hará perder todas sus prebendas pues dejará de ser la madre de un importantisimo funcionario a volver a vivir como una ciudadana cualquiera, otra opción es que se una a la pelea por recuperar el país obligando a sus hijos a ser gentes inteligentes (lo sé, es muy difícil pero no imposible), si no quiere hacer ninguna de las dos opciones pues no me queda más que comentarle que en verdad no me conduele ni un poquito su sufrimiento, usted crió un monstruo así que ese dolorcito es lo menos que puede purgar como condena por ser comprensiva, amable, receptiva y amorosa con tal esperpento que ni siquiera puede ser considerado gente. Espero pronto se le quiten todos los males sin cura médica que ahora posee, lástima que tenga que perder para ganar salud.

Este día de la madre, haga un esfuerzo por liberarse de su mal, esa la hará feliz y no será solo un regalo para usted, TODAS las madres del país lo agradecerán así como sus familias.
José Ramón Briceño, 2018




miércoles, mayo 09, 2018

Pensamientos de un adulto contemporaneo


Hace unos días, una tarde cualquiera, se me salió comentar uno de los mantras sociales que sigo desde mi lejana juventud a mi compañera de escritorio, una bella pelirroja, quien tiene voz de encantadora de serpientes y cabellera de medusa que petrifica a todos los hombres cada vez que les habla (debo admitir que no soy la excepción),  dije así, con el desenfado  natural de lo irrelevante que “no trato a pendejos” la dama palideció y contestó alguna cosa sobre el complicado  clima caraqueño y lo espantoso de andar en metro , asunto que en verdad me cayó mal pues la hice sentir incomoda , seguro piensa en mí como un engreído pelafustán de mediana edad con sueldo de burócrata de bajo rango que se cree la gran cosa por un par de logros irrelevantes para el “mundo real”. La verdad es que nada está más lejos de mi pensar, eso de “no tratar a pendejos” es en realidad una forma de protección contra la tontera global y en este país (Venezuela), una manera de no caer en la tentación de alguna barrabasada que bien te puede costar la libertad, el empleo, la calma, los amigos y en  casos extremos hasta la vida.

Considero pendejos a todos aquellos que independiente de su rango académico, credo, estatus político o ideología de vida está pleno de la mala vibra, gente que vive del chisme, la maledicencia, esa que se cree “viva” y no son más que malas personas que andan de trampa en trampa, esos que tienen doble faz , quien jamás lee y jura que el código Da Vinci es la obra cumbre de la literatura occidental, las marcas de ropa son una necesidad, Kim Kardashian es el modelo ideal para emular así sea de pobres (en Venezuela hasta los millonarios son pobres si comparamos su cuenta bancaria en bolívares con la de cualquier profesional en Latinoamérica) , los que no aportan nada a la conversa y juran sobre siete cruces que fumar yerba o caer ciegos de la borrachera deben ser máxima aspiración en la vida de todos los demás, los fanáticos ultrosos de algún estilo de vida , quienes se piensan que son algo del otro mundo por su elección sexual, aquellos tiene ciertos hábitos alimenticios, las personas esas que saben muchísimo pero se niegan a ver que quizá la teoría aprendida en la universidad tiene otras nuevas formas , en fin, un largo catálogo de ítems que pueden fácilmente ser resumidos en cierta aura de una absurda posición cuya inflexibilidad mental atenta en contra de la inteligencia, ya estoy viejo para perder tiempo, saliva, aliento y paciencia rodeado de personas con quienes no disfruto el rato.

Eso de pasar horas con quienes en nombre de una ideología determinada piensan que el mundo debe ser un sitio pleno de amor por el prójimo pero cuando pierden la compostura gritan al cielo que un holocausto acabe con los “fachos de mierda” que no entienden que el socialismo es puro amor del bueno, es una absoluta pérdida de tiempo, he descubierto que la mayoría de esa gente vive en una parcelita mental que los ciega ante las pruebas históricas de lo nocivo que es tener posiciones políticas inflexibles, esos que dicen voz en cuello lo hermosamente tolerantes que son, sin caer en cuenta que eso de la “tolerancia” está más cerca del insulto crudo que de la buena intención, tengo la impresión de que lo saben pero perversamente repiten la palabreja para que los bobos lo repitan hasta la saciedad, ser TOLERANTE  es una forma de segregar pues si toleras a alguien es algo así como decir que lo soportas por un asunto de corrección social, es como si dijesen “Pobre fulano/a es así y yo lo tolero porque soy bueno” lo correcto sería decir que “ACEPTAN” al prójimo, eso es mucho más respetuoso. Los más ofensivos son el gremio de quienes tienen una posición sexual diferente, esos que gritan “Soy Gay/Lesbiana/Bisexual/Pansexual”(o cualquier otra variante que no conozco) y acusan a todos de intolerantes a menos que les aplaudas las gracias , si no asistes a una discoteca “de ambiente” o no te agradan porque no te da la gana escuchar sobre lo cruel que es la vida para con ellos (o ellas), eres un terrible homofóbico, si al final no te gusta algo simplemente con no asistir o andar acompañados de ellos estás más cómodo, eso no debería tener mayor relevancia ,  no te hace mala persona ni quiere decir que los odias, cada quien con su vida y sus gustos , sin embargo igual eres el enemigo a acosar siempre, eso me aburre un montón. Igual aplican los insufribles herbívoros que andan evangelizando a todos aquellos que vivimos (por que el sueldo no alcanza) soñando con hartarse de productos cárnicos en una orgia de colesterol (harinas y azúcar procesado) que no acabe jamás, sin hablar de quienes matan el momento con alguna cantaleta sobre la vida sana, el tabaquismo, el alcohol, la cafeína, los ansiolíticos [o los alimentos transgénicos] como si por andar limitándose el placer natural de las adicciones van a ser inmortales, esos aburren como testigo de jehová un domingo por la mañana .

Quienes cuentan historias sobre lo buenisimos(as) que son bebiendo/fumando/ conquistando/mintiendo/robando/enredando/intrigando (políticos, algunos militares y abogados incluidos) en resumidas cuentas, todos los que andan jodiendo gente deben ser catalogados de pendejos a quienes dedicarles minutos cuentan como castigos infernales, aplican también los que juran que el dinero debe ser el fin y no un medio, desdeñando de paso todo aquello que no tenga que ver con la cornucopia de millones (imaginarios o reales) que gastan en mantener su estilo de vida. Los que se desgastan en penas, que malviven con la desesperada necesidad de ser miserables acosados por males terribles que hacen palidecer a las plagas de Moises. También aplican los insufribles “artistas” sabios de la Wikipedia que se sienten merecedores del premio “Príncipe de Asturias” solo por manejar un par  de herramientas de su oficio, tener estampa de “intelectuales” pero que no leen ni les interesa, que piensan que la actitud lo es todo y por eso son merecedores de loas, sin caer en cuenta que ser artista es un oficio duro, exigente , malvado por definición que incluye mucha reflexión, que no tiene nada que ver con ser diferente si no con pensar más allá de la simpleza y de manejar el lenguaje como los buenos poetas, algo así como diría uno de mis grandes maestros , Alfredo Fuenmayor (Que ha de estar felizmente mal portándose en el cielo bohemio) “Ser artista es cagarse en el alma de todos sin que muchos se den cuenta”.

Me atrae la gente con intereses variados, buena conversa, que aporte cosas para aprender, sin prejuicios, preferiblemente con mucha más cultura que yo, que no ande con remilgos de convento ni pretensiones mayores a las de pasarlo bien el poco rato que podemos conversar por aquello de los costos y las obligaciones, que no se arredren ante algún tema espinoso, que tengan argumentos de peso en las discusiones, que sepan que hacer cosas interesantes no es nada del otro jueves, que fumarse un porro no es delito, que beber es algo para mitigar el estrés, que hay quienes (como yo) pensamos en una gran gama de grises, que la vida es corta para desgastarse en discusiones bizantinas que nunca llegarán a ningún lado, que salir o acostarse con una dama no es nada dramático que merezca publicar los detalles si hay éxito más allá de alguna exclamación y con pruebas documentales en mano, que la queja cotidiana sin ofrecer opciones para superar las miserias de la adultez es perder un tiempo precioso, que el trabajo acaba con el horario de oficina y a nadie interesa que tan mala gente, idiota, insufrible o mal pagado es tu empleo, que cada quien vive como le da la real gana , que la maledicencia es un mal vicio si no hay argumentos de peso o pruebas irrefutables de que el comentario es válido pues destrozar la vida de alguien es de muy mal gusto, aunque a decir verdad tampoco es que uno le parta un hueso a nadie pero cae mal el asunto, que  tener dobles posiciones es poco ético, en fin, si voy a ser amigo de alguien evito por sobre todo serlo de “Pendejos”, me gusta la gente inteligente, el tiempo es poco y las miserias muchas para mal utilizarlo en reuniones grises que no ayudan   ni tan siquiera a espantar un poco la monotonía de ser pobre, feo y soltero sin solución a la vista.
José Ramón Briceño
@jbdiwancomeback